Somos lo que pensamos

Somos lo que pensamos

REESTRUCTURACION COGNITIVA EN MEDIACION

La reestructuración cognitiva es una técnica psicológica que puede ser muy útil en mediación, consiste en identificar, analizar, y modificar las interpretaciones o pensamientos erróneos que nos sobrevienen en situaciones que nos producen ansiedad y estrés, como es el caso de los procesos de separación y divorcio.

Pensar de manera errónea implica:

  • Extraer conclusiones generales a partir de hechos aislados o un único incidente.
  • Interpretar cualquier hecho o situación de manera extremista.
  • Juzgar cualquier situación a partir de valores dogmáticos (prejuicios).
  • Culpabilizarse a uno mismo de los errores ajenos o culpar a los otros o a las circunstancias de los errores propios.
  • Intentar probar continuamente que nuestro punto de vista es el único correcto.
  • Exagerar las consecuencias de algún acontecimiento desafortunado.
  • Minimizar o infravalorar las propias capacidades.

El procedimiento:rosa2

  1. Identificación de los pensamientos inadecuados
  2. Evaluación y análisis de estos pensamientos
  3. Búsqueda de pensamientos alternativos

Una vez identificados los pensamientos, estos se analizan. Una buena manera de hacerlo es mediante preguntas; el hecho de tenerlas que responder mentalmente nos obliga a reflexionar.

El tipo de preguntas abarcan tres ámbitos.

  • Analizar si los pensamientos se ajustan a la realidad (Objetividad)
  • Analizar las consecuencias de los pensamientos (Consecuencias)
  • Analizar qué pasaría si lo que se piensa fuese cierto (Relatividad)

De esta manera se verá que hay pensamientos que no son realistas, que dificultan la resolución de la situación y que, aunque fuesen reales, el nivel de gravedad no seria tan alto como parecía en un principio.

Objetividad:rosa3

  • ¿Tengo evidencias suficientes?
  • ¿Qué datos confirman lo que estoy pensando?
  • ¿Me hace falta información?
  • ¿Me infravaloro?
  • ¿Mi interpretación es parcial?
  • ¿Exagero?
  • ¿Me responsabilizo en exceso?

Consecuencias:

  • ¿Me sirve de algo darle vueltas de manera improductiva?
  • ¿Me ayuda el darle vueltas y más vueltas?
  • ¿Cómo incide mi forma de pensar en mis relaciones sociales/familiares? ¿En mi trabajo? ¿En mi estado de ánimo?

Relatividad:

  • Me gustaría que las cosas fuesen de otra manera pero… ¿Sería trascendente para mi?
  • ¿Sería un contratiempo o seria una cosa realmente grave?
  • ¿Sería una circunstancia desagradable o insuperable?
  • ¿Me afectaría durante un periodo de tiempo (un mes, dos meses, un año) o durante toda mi vida?
  • ¿Me podrían pasar cosas más graves? ¿Cuáles?

El último paso del procedimiento es buscar pensamientos alternativos que reflejen de manera adecuada la realidad.

 Los pensamientos alternativos son las conclusiones de la reestructuración. Una vez obtenidos se pueden utilizar como autoinstrucciones, es decir, aquello que una persona se dice a sí misma en el momento en que le invaden los pensamientos no adaptativos y que ayudará a ver la realidad de una forma más objetiva.

rosa4

Preguntas que generan pensamientos alternativos:

  • ¿Es esta la única manera posible de interpretar la realidad?
  • ¿Hay otras maneras de hacerlo?¿Cuáles?
  • ¿Qué le diría a un amigo que tuviera estos tipos de pensamientos?
  • ¿Qué me diría un amigo o un familiar? ¿Por qué?
  • ¿Podría hacer alguna cosa más productiva para afrontarlo que darle vueltas al mismo tema una y otra vez?, ¿Qué?
  • ¿Qué probabilidades hay que los nuevos pensamientos sean las más adecuados?
  • ¿Tienen más probabilidades de ayudarme a conseguir mis objetivos que la forma inicial de plantearme la situación?
  • ¿Tienen más probabilidades de conseguir mejorar mi estado de ánimo?
  • ¿Tienen más probabilidades de incidir positivamente en mi manera de actuar?

 

  • roasa5

Mª Ana Tamayo Heredia
Especialista Universitaria
en Mediación Familiar
 y Psicología Forense