¿Qué es la Pedagogía Sistémica?

¿Qué es la Pedagogía Sistémica?

Para aproximarnos a la Pedagogía Sistémica, nada mejor que hacerlo por el momento visitando la página web de las jornadas sistémicas. “La Pedagogía Sistémica es una herramienta para fortalecer a los adultos en su labor como educadores, cuya finalidad es que las nuevas generaciones se desarrollen en todos sus aspectos: cognitivo, emocional y físico.” Por ello, me parece una novedosa corriente pedagógica que aporta una nueva forma de mirar al proceso de Enseñanza Aprendizaje.

“…Nos enseña a mirar, ubicarnos y relacionarnos adecuadamente con los sistemas humanos que nos rodean y con aquellos a los que pertenecemos: escolares, familiares, sociales u organizacionales. Nos muestra actitudes recomendables para predisponernos a pensar, sentir y actuar en nuestro entorno más cercano: el familiar, el educativo, el laboral….” (Pastor A. 2005-2008).

En las jornadas ha estado presente de un modo virtual, Bert Hellinger, que viene desarrollando su trabajo con constelaciones familiares, ofreciendo un conjunto de soluciones sistémicas para las problemáticas diversas. La familia y sus relaciones vitales constituyen el punto de partida para descubrir el fondo de muchas de nuestras dolencias, sean de carácter físico, emocional o psíquico.

Para Bert Hellinger, leer el artículo de Jay Haley acerca de “ El triángulo perverso” le permitió descubrir la importancia de la jerarquía y el orden en las familias. Continuó el trabajo en la Terapia Familiar con Thea Schönfelder y en Hipnoterapia y Programación Neurolingüística (NPL) con Milton Erickson, del que tomó el uso de las historias en sus terapias. Ambos fueron de gran influencia para él, junto con Frank Farelly y su Terapia Provocativa. Así como también La Terapia de la Tendencia desarrollada por Irena Precop. Bert Hellinger la integración de estos diversos elementos en su Terapia Familiar Sistémica. Por similitud con la mediación, les invito a leer el artículo de mediatríz,

Se ha tratado, los tres ordenes ( ordenes del Amor de Bert Hellinger), el primer orden es la vinculación. El segundo, el equilibrio entre el dar y el tomar y por último, las normas y reglas del grupo. Cuando hay conflicto y enredo, si se ve una familia incómoda, se analiza los tres ordenes del amor, si uno falla, está el problema presente. Partiendo de este principio, se intenta entrar en dinámicas para comprender el primer orden del amor. De dónde venimos: mamá y papá. Luego, el primer hijo. Después de establecer un orden, aparece el segundo hijo. Hablamos de generaciones , de amor en orden generacional o desorden generacional.

La familia crece, hablamos de establecimiento de roles, de desplazamiento de los mismos, cuando entiendes, que antes de ser padre, eres hijo. Que antes de ser Profesor eres alumno. Todos formamos parte de un sistema, nadie desde fuera puede otorgar un lugar a alguien. Puede haber alguien que otorgue un lugar a alguien, pero este no debe sustituir el espacio de quien lo ocupa ni desplazarle.

Este paradigma o enfoque quiere empoderar a las familias, a los contextos donde ésta se desenvuelva, tratamos de intervenir antes, para prevenir, con ello evitaremos muchos conflictos. Tratemos de no desplazar a las familias en los contextos escolares, tratemos que las familias no se queden al margen del sistema escolar. La mediación familiar está presente en este enfoque, cuanto de el pueda ser útil, tendré que seguir indagando y experimentando. El segundo orden y tercero, no lo voy a desarrollar aquí, será en otro momento.

Recuperaremos el artículo de las ocho inteligencias de Howard Gardner, premio Principe de Asturias de CCSS de 2011, como ganador de la teoría de las inteligencias múltiples, las 8 inteligencias múltiples, como las 8 capacidades en el sistema educativo. Para acabar con la necesidad de adaptarnos ante las transformaciones sociales experimentadas en los últimos años. El mundo educativo debe ofrecer una rápida respuesta en el impulso de los valores de respeto y aproximación crítica y positiva al conflicto, que conlleve una educación en la convivencia, tan necesarios para la consolidación de una sociedad democrática.

 Bibliografía