La situación de los hijos separados y la relación de los medios informativos con la mediación familiar

La situación de los hijos separados y la relación de los medios informativos con la mediación familiar

Encuentro previo al Congreso de GEMME de la próxima semana donde se dejaron claro las ventajas de la mediación familiar. En este evento organizado por la Fundacion Atyme, entidad que lleva trabajando en estos temas desde 1990, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se presentó un informe sobre la situación de los Hijos tras el divorcio; conocimos experiencias de estos muchachos y asistimos a un debate sobre cuál debe ser el papel de los medios de comunicación en la mediación familiar. Como datos a tener en cuenta, pese a las separaciones, en caso de parejas mediadas, el fracaso escolar es imperceptible. Sobre la relación entre periodistas y mediadores, no quedó muy claro de quién es la culpa de la falta de difusión de la mediación, aunque como dijera en la clausura Pascual Ortuño, vicepresidente de GEMME y patrono de Atyme, cualquier difusión que se haga de la mediación hay que hacerla con cuidado.

Lleno a rebosar en la Casa Encendida, en un auditórium casi repleto de psicólogos y de algún abogado que también comentaba que hace mediación. En esta oportunidad se trataba de presentar el informe HIJOS, MEDIACION Y DIVORCIO realizado desde Atyme con Trinidad Bernal, directora de programas de mediación de esta entidad, a la cabeza del equipo que elaboró este documento. Supimos que con datos del 2011 hay unas 110.000 rupturas anuales de las que 104.000 son divorcios y el resto separación. Estas rupturas llevan asimilados unos 90.000 menores. “Por desgracia, aun hay un tercio de esos divorcios que son contenciosos y no emplean la mediación como fórmula de diálogo”, explicó Bernal que luego destacó el esfuerzo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que desde más de veinte años financia este tipo de programas a Atyme. Ahora, es evidente que con la aprobación desde hace un año de la Ley de Mediación Civil y Mercantil de 7 de Julio del 2012 se abre otro escenario, a la vez que se espera un cambio en la normativa civil de coparentarielaridad.

Tanto desde Fundación Atyme como del propio Ministerio se insistió en este evento en la necesidad de apostar por otra política familiar que sepa gestionar mejor los conflictos desde la mediación. “Con este libro queremos fomentar la parentalidad positiva comentó José Miguel Fernández Dols. Catedrático de Psicología Social en la Universidad Autónoma de Madrid. Miembro electo de la International Society for Research on Emotions y ponente en la mesa. “Se ha abordado la situación de los hijos en la separación con entrevistas hechas a 53 muchachos por debajo de 14 años. Lo que se ha hecho ha sido establecer un diálogo entre los mediadores de Atyme y estos jóvenes”, indicó. Se hicieron 1.300 llamadas con un 25% de éxito para iniciar el contacto con los jóvenes para luego hacer la entrevista y conocer cómo han vivido la separación de sus padres.

Fue Trinidad Bernal, profesional ya entrevistada por nuestro medio hace unos días, quien desgranó algunos de los datos de interés de esta publicación que fue entregada a todos los asistentes a este evento. Sobre la noticia de ruptura, un 52 por ciento no se lo esperaba y otro 48 por cien vio que era lo mejor para sus padres. “SI notamos que prácticamente en todos ellos el sentimiento de tristeza se agudizó, junto con otras sensaciones de enfado y miedo siendo los adolescentes los que mejor se han adaptado a este entorno nuevo”. Respecto a los estudios y su repercusión quedó claro que el 85% de los jóvenes mejoran sus estudios y se alejan del fracaso escolar. “Los jóvenes revelan que necesitan más diálogos con los padres en este tipo de situaciones y les molesta que uno de los dos padres hable mal del otro”añadió Bernal en su intervención.

Periodistas y mediadores, condenados a entenderse
El debate final fue moderado por Javier Urra, psicólogo forense y muchos años Defensor del Madrid de la Comunidad de Madrid. A su lado Pilar Quijada, periodista de ABC, Elena Hita, de El Mundo y José Luis Arriaza, director de Ser Madrid Sur. Fue un intercambio de pareceres entretenido donde los periodistas, lejos de ser autocríticos sobre por qué no se publican de mediación prefierieron lanzar la pelota a los mediadores : “Es que cuando hacemos un reportaje no tenemos fuentes informativas y nadie quiere salir”, decía Pilar. “Lo mejor que podeis hacer es buscar algunas celebrities que confiesen que usan la mediación, así se generará la noticia”, subrayaba Elena. Por su parte, José Luis, usuario directo de la mediación familiar en su vida personal, reconocía que algo fallaba y que había que apostar por las buenas noticias. “Es necesario trabajar en los colegios y que actos como éste tengan lugar en toda España. Luego, las noticias deberían surgir si hay prácticas buenas e interesantes.”

En un contexto de crisis, tanto los periodistas como algunas de las intervenciones de los asistentes en el coloquio moderado por Urra pusieron de manifiesto su escepticimos a que los poderes públicos puedan apoyar la mediación familiar. “Con los recortes que existen en sanidad y educación es complicado que esta práctica, que es poco conocida, pueda ser atendida desde las diferentes administraciones”, fue el comentario de José Luis Arriaza, secundado por sus compañeros de mesa de discusión. Gracias a alguna intervención desde el público supimos también que hay muchos mediadores abogados y que el Colegio de Abogados de Valencia fue la primera institución que creó un centro de mediación de estas características, con apoyo de los principales medios informativos de la Comunidad Valenciana.

Pascual Ortuño, patrono de Fundación Atyme y vicepresidente europeo de GEMME, fue quien cerró estas jornadas de gran afluencia de público, todos ellos profesionales de la mediación y algunos otros deseando conocer la forma de hacerse mediadores. En su intervención se mostró prudente con la difusión de la mediación en los medios de comunicación “Hasta ahora se ha hecho un gran trabajo por los diferentes mediadores del país y la difusión o marketing de la mediación tiene que ser cuidadosa para no desvirtuar el trabajo que se hace”. Y volvió a insistir como hace en otros eventos del papel clave de los abogados para que la mediación se extienda en nuestro país. “Si vemos el derecho comparado, en muchos países de nuestro entorno el apoyo de los abogados ha sido clave para que la mediación se asiente”, subrayó.

FUENTE: LAWYERPRESS