El Instituto Cajasol reúne a las principales figuras de la mediación

El Instituto Cajasol reúne a las principales figuras de la mediación

El Instituto de Estudios Cajasol ha celebrado una jornada sobre la situación actual de la mediación en España, a cargo de dos de los principales expertos de esta materia en la actualidad en España: Manuel Pimentel Siles, ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales y Mediador, y Julio Fuentes Gómez, subdirector de Política Legislativa del Ministerio de Justicia, creador de la norma que afecta a esta disciplina.

Durante la Jornada, Manuel Pimentel ha recorrido las razones por las que apostar por la mediación, que ha definido como “la técnica más poderosa que existe para resolución de conflictos, la más barata y práctica y la que aporta mayor valor a las partes”. Pese a sus ventajas y a su gran utilización en otros países, en España esta disciplina aún no está extendida.  Según Pimentel, “si bien en conflictos familiares está más desarrollada, en civiles y mercantiles su uso es aún muy bajo”.

Además de las señaladas ventajas en cuanto a coste y tiempo respecto a los procesos judiciales, Manuel Pimentel ha destacado cómo la mediación “logra restablecer la comunicación entre las partes, aportando un valor y dinamismo que no se consigue con la litigación”. En su opinión, para su desarrollo en España “hace falta una mayor confianza en la disciplina y ejemplos de casos reales”.

Por su parte, Julio Fuentes ha abordado los aspectos que atañen a la formación para el acceso a la profesión de mediador. Según fuentes, “la profesión de mediación en España es un camino por recorrer”. “Hay que convencer a las empresas de sus ventajas”, ha añadido, “ya que con esta vía la solución está en sus manos mientras que en arbitraje o en procesos judiciales pierden el control sobre tiempos y costes”. En España, la profesión aún está en proceso de formación. “Aún hay pocos mediadores”, señala Fuentes, “falta entrenamiento en cultura mediadora”.

En cuanto a los requisitos para acceder a esta profesión, la ley no exige una titulación específica, únicamente la posesión de estudios superiores, mas formación específica –como el Curso de Mediación del Instituto de Estudios Cajasol–. Asimismo, Fuentes Gómez ha apuntado la obligación de los mediadores de tener un seguro de responsabilidad civil que les ofrezca cobertura en casos de errores profesionales tales como faltas en la imparcialidad o confidencialidad. El Subdirector de Política Legislativa ha hablado también sobre la existencia de un Registro de Mediadores público y dependiente del Ministerio de Justicia, cuya inscripción es voluntaria salvo para mediadores de carácter concursal.

Esta jornada ha inaugurado el Curso sobre Mediación Civil y Mercantil del Instituto de Estudios Cajasol, un programa que cuenta con los mejores ponentes nacionales e internacionales en la materia, dirigido tanto a profesionales como a recién titulados universitarios que tengan interés en adquirir las herramientas y conocimientos necesarios para actuar como mediador (incluso mediador concursal) o como abogado de parte para asistir a clientes en mediaciones empresariales