El Colegio de Ingenieros Técnicos presenta una institución de mediación

El Colegio de Ingenieros Técnicos presenta una institución de mediación

El Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial y el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Castellón presentaron en el día de ayer, en el salón central del Casino Antiguo de la capital de la Plana, la Institución de Mediación de Ingenieros (In.Me.In.), una entidad que se ha creado en cumplimiento del mandato incluido en la propia Ley 5/2012 a los Colegios profesionales “para difundir, promover y practicar la cultura de la mediación, no solamente hacia los ingenieros sino también y muy especialmente para asesorar a los ciudadanos”, tal y como remarcó José Antonio Galdón Ruíz, presidente del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial, quien estuvo presente junto al Secretario Autonómico de Justicia de la Generalitat Valénciana, Antonio Gastaldi Mateo, el vicesecretario del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial, Luis Francisco Pascual Piñeiro, y el decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Castellón, José Luis Ginés Porcar, anfitrión y promotor del acto.

Durante el acto de presentación del In.Me.In, se hizo especial énfasis en los beneficios y ventajas demostrados de la mediación, como la mejora de la comunicación, responsabilizando a las partes a través del diálogo, logrando que no haya perdedores de la relación entre las partes, además de eliminar los conflictos, pues los acuerdos tomados por las partes se cumplen. Asimismo, la mediación permite allanar el camino a las relaciones en el futuro y da seguridad jurídica al acuerdo alcanzado, y ahorra tiempo y dinero, evitando las desventajas del proceso judicial.

La In.Me.In se encargará de ofrecer una formación a los mediadores, tanto inicial como continua, así como herramientas para darse a conocer a través del Registro de Ingenieros Mediadores (R.I.M.) y designará al ingeniero mediador más próximo, a fin de reducir costes, y con conocimiento específico en la materia a mediar; siempre dentro de los ámbitos de trabajo tradicionales de la ingeniería: la industria, los servicios, el comercio, la seguridad, la propiedad, los productos y los seguros.